Cristianos libres por el Cristo del Sermón de la Montaña
Información Nº 2


¿Una secta demoníaca?


Un esqueleto en la Iglesia de San Pedro en Munich

"Estricta y jerárquicamente estructurada, totalitaria interior y exteriormente, ávida de poder y dinero, reverenciando a cultos misteriosos y con un gurú infalible a la cabeza" – estos son los atributos usuales de una secta, como constantemente aseguran los encargados eclesiástico de las sectas.

A ninguna otra organización cabe tan perfectamente esta caracterización como a la Iglesia católica-romana.

 


 

Un árbol genealógico del crimen

 

En un punto sobrepasa sin embargo, a todas las demás que tanto le gusta apostrofarlas como "sectas": Según el juicio de peritos históricos no existe otra organización mundial, que en "la antigüedad, edad media y tiempos modernos, inclusive y en especial en el siglo 20, se ha cargado tan abominablemente con crímenes, como la Iglesia cristiana, y en especial la Iglesia católica-romana", Karlheinz Deschner. Y el ex jesuita Conde Hoensbroch constata: Durante siglos los papas han estado a la cabeza de un sistema de asesinato y sangre, que en nombre de Dios y en nombre de Jesús ha asesinado más personas, ha culturas y ha causado más desolación que cualquier guerra, y alguna peste. 

 

Genocidio y terror hasta el último tiempo

 

Las implicaciones eclesiásticas en asesinatos, llegan hasta el presente: Piénsese en el asesinato de cientos de miles se serbios ortodoxos en la mitad del siglo pasado, bajo la determinante participación de sacerdotes católicos y la silenciosa tolerancia del Vaticano; o en la masacre en Ruanda, en la que participaron sacerdotes y monjas católicas, quienes entretanto fueron condenados por genocidio; o en los crímenes de fanáticos católicos y protestantes en Irlanda del Norte, que costaron miles de vidas humanas. 
 

                      
 

  

Todavía a mediados del siglo 20, entre 1941 y 1943, en Croacia fueron asesinados aproximadamente 750.000 serbios ortodoxos – bajo la decisiva participación de sacerdotes católicos y con la silenciosa aprobación del Vaticano (Karlheinz Deschner, Un siglo de historia salvífica, tomo 2). Cuadro derecha. El nuncio papal con el jefe fascista Pavelic (derecha), que había ordenado la masacre.

 

 

En Ruanda en aprox. 100 días fueron asesinados 800.000 personas. La Iglesia era la única, que con autoridad, habría tenido la posibilidad de parar el baño de sangre. Pero "la mayoría de sus sacerdotes y monjas han observado sin intervenir, en 1994, en el baño de sangre o incluso ayudaron a los asesinos" (revista Der Spiegel N° 1/2000).

 

  

Crímenes sexuales

 

Aún casi desconocido es la generalización de los crímenes sexuales actuales, ante todo por parte de sacerdotes católicos, pero también de pastores evangélicos, que ahora después de ocultarlos durante muchos años por parte de los superiores de la Iglesia, ven la luz del día.

En los Estados Unidos se desencadenó un alud – con motivo del enjuiciamiento de John Geoghan de 66 años, que abusó durante años de docenas de niños pequeños. El diario alemán Süddeutsche Zeitung escribió el 22.3.2002: "El caso de Geoghan no es a diario, pero tampoco representa una excepción en la Iglesia católica americana. Desde su condena, más de 1.600 sacerdotes de todas las partes de los EEUU, fueron acusados por acoso sexual, de ellos sólo 80 en su propia diócesis de Boston. Como un incendio en la pradera se extiende el escándalo: A diario se atreven cada vez más creyentes a dar publicidad, e informan que cuando fueron niños o adolescentes fueron tocados y manoseados por sus sacerdotes, confesionarios y capellanes. El público se entera y recibe un shock de cómo los jerarcas eclesiásticos durante años e incluso decenas de años, han ocultado, encubierto y callado los escándalos. Habitualmente nunca se llegó a procesos. Generalmente fué comprado el silencio de los niños afectados y de sus padres. Por lo menos de 1.000 procedimientos y acuerdos extrajudiciales, desde la mitad de los años 80. Los abogados dicen muchas veces:  Los acusadores fueron compensados con unos cuantos miles de dólares, a veces también con millones. En total, así informa el New York Times, la Iglesia en los EEUU ha gastado la casi increíble suma de unos mil millones de dólares en compensaciones y silencios."

Hace unos pocos días se supo que la policía federal FBI, había desmantelado una asociación de pornografía infantil y que había detenido a unos 50 sospechosos. Las autoridades comunicaron que entre estos había varios sacerdotes. 

 

Obispos como criminales sexuales

 

También en la Iglesia católica de Francia, sacerdotes pedófilos cultivan sus pasiones. Una vez, incluso un obispo fué condenado porque había encubierto a un subordinado. Últimamente el obispo auxiliar, Jean-Michel Di Falco, de Paris llegó a integrar la lista de criminales sexuales eclesiásticos. Un hombre de 41 años lo acusa junto a un abogado, de violación. El obispo tuvo suerte, ya que esto aconteció hace 30 años y estaba prescrito. Su Iglesia aparentemente, piensa enviarlo a Roma.

Hace poco en Polonia fué desenmascarado incluso un arzobispo como un criminal sexual. El diario alemán Der Tagesspiegel del 25.2.2002 informó: "El escándalo lo aireó el diario Rzeczspospolita", que dejó atónitos a sus lectores, mayoritariamente católicos, con la impactante revelación sobre el "pecado en el palacio del arzobispo". Todo indica que uno de los representantes de más alto rango en la jerarquía de la Iglesia católica, ha acosado sexualmente tanto a sus subordinados como a los laicos de su diócesis, escribió el tabloide: Ahora es tiempo de romper el silencio. Por lo menos desde hace dos años se habrían conocido.
 

 

El Pastor abusó de sus confirmantes: "Procreamos un héroe sobre el altar."

 

Las "debilidades" del arzobispo en círculos eclesiásticos, informa Rzeczspospolita. Por la preocupación de sus estudiantes el director del seminario, distante a 200 m del palacio obispal habría prohibido las visitas de Paetz. Cartas de protestas de sacerdotes y laicos, contra los abusos del arzobispo homosexual, al sínodo de los obispos de Polonia, al nuncio apostólico en Varsovia y al Vaticano no habrían tenido eco durante mucho tiempo. El redactor jefe de una revista católica, que presionaba por la aclaración de los reproches, habría sido enviado por castigo a una misión a  Zambia, escribió el diario." Y el Tagesspiegel cita a una católica que dice: "Estoy contenta de que mi hijo nunca fué acólito." 

 

 

Pastores libidinosos

 

En Alemania, en el presente y en primera línea  llaman la atención pastores evangélicos por delitos sexuales. Por ejemplo el pastor de Schkeuditz, que ahora está acusado por acoso sexual en 42 casos en contra de adolescentes, como lo informa el tabloide Bild el 7.2.2002. El agrupó alrededor suyo, principalmente muchachas.

 

Cuando las niñas estaban desnudas, el perverso pastor las filmó.

 

 

Con jóvenes de su comunidad eclesial, habría practicado sesiones ocultas con magias y péndulos, con los cuales hacia sumisas a las niñas. Su colega de Ostfriesland lo hacía con confirmandas. A una de ellas la conminó: "Procreamos a un héroe sobre el altar" (Bild, 13.3.2002). El salió bastante inmune con un año de cárcel en libertad condicional.

La cifra oscura de los delitos sexuales de pastores y sacerdotes, al parecer es muy alta, porque los niños y los padres no se atreven a llevar a la publicidad las pocas apetecibles situaciones en las sacristías y en los hogares juveniles. Pero el "silencio de los corderos" se ha quebrantado. Un abismo de escándalos se abre.

 

El papa apacigua

 

Hace unos pocos meses se recibió un informe sobre un sistema pérfido de explotación sexual de monjas y novicias por sacerdotes y obispos. Lo peor debe ser en África, donde el clero por el peligro del SIDA, evitan los prostíbulos buscando el placer entre sus propias filas. De informes detallados, el Vaticano tiene conocimiento de acosos sexuales e incluso violaciones de monjas, por parte de sacerdotes y obispos.
 

La revista alemana Spiegel del N° 13/2001 informa: "Sacerdotes y obispos católicos coaccionan a monjas y a novicias para el sexo – muchas veces a la fuerza". Hermanas embarazadas son obligadas a abortar o terminan – en países africanos – como segunda o tercera esposa en familias extrañas. Monjas embarazadas involuntariamente, muchas veces son expulsadas de sus congregaciones. En un convento de Malawi, 29 monjas quedaron embarazadas, en otro convento fueron 20. Cuando la superiora fué a buscar ayuda a su obispo, fué castigada disciplinariamente. Se conocieron casos en 23 países.

 

Y si las víctimas quedaban embarazadas, eran obligadas a abortar. Cientos de estos informes están a la vista del Vaticano. No sólo de África, sino de otros 23 países más.

Durante mucho tiempo se trató de silenciarlo todo. Ahora el papa escribió un mensaje a sus sacerdotes como apaciguador de los "pecados de algunos de nuestros hermanos que se rinden al poder del mal". Recomienda rezar y confesarse. ¿Esto ayudará a las innumerables víctimas por abusos sexuales, lisiadas física y espiritualmente?

 

Misteriosos cultos

 

A lo demoníaco "de la maldad", que constantemente vuelve a aflorar en las grandes sectas eclesiásticas, se añade lo demoníaco de las costumbres paganas y cultos de una primitiva religiosidad de la antigua Babilonia.    

Una minoría de católicos sabe que, la enseñanza de fe proviene mayoritariamente de cultos de misterios paganos y que fueron introducidos por emperadores romanos. A continuación sólo unos ejemplos:

 


Incluso la mitra del papa, ya la llevaba el dios-pez Dagon. Jesús no se vestía con trajes o sombreros de cultos paganos.
 

 

 

Janus con la llave de Pedro y el gallo.


Procesiones, peregrinaciones, veneración de santos, incienso, acólitos, agua bendita, custodias, fiestas de navidad, pascua y otros cultos festivos – todo esto no proviene de Jesús de Nazaret, sino de antiguos cultos de misterios.

 

 

Arriba: Isis y Horus, Semiramis con Tammuz

Abajo: Devaki con Krishna, Indrani con hijo

 

 

El culto mariano (ver aqui)

 

La "reina de los cielos", que es venerada en la Iglesia católica, es un plagio de la "diosa madre" que ya fué venerada siglos antes del nacimiento de María por ejemplo, como Diana, Artemisa o Astarté, la diosa fenicia de la fecundidad.

La "madre de Dios" también es una copia de Isis, la diosa egipcia de la fertilidad, que es representada de pié sobre una media luna – al igual que María hoy en día.

Que este culto haya sido introducido en la Iglesia católica-romana, se debe al emperador de Roma oriental Teodosio II, quien convocó el concilio de Efeso (431), que dogmatizó a María como "Paridora de Dios", e hizo condenar al entonces patriarca de Constantinopla Nestorio, como hereje "infame". Su crimen: Él advirtió contra el culto de una "madre de dios", María sólo podría ser designada como "paridora de Jesús". Pero el culto mariano ganó gracias a que una muchedumbre fanatizada, que marchaba por la ciudad de Efeso, que hace tiempo mantenía en alto el culto a Diana y la ensalzaba como "gran madre".

Un misterio pagano llegó a ser parte integral de la enseñanza de fe católica y quedó hasta ahora.

 

El culto de las reliquias
 

La secta católica es la única, fuera de algunas nativas, por ejemplo en Nueva Guinea, que honra partes de cadáveres, los venera e incluso esperan sanación a través de ellas.

 

En los antiguos cultos de misterios se enterraban los huesos de "dioses" en diversos "lugares santos". Egipto estaba lleno de estos entierros en los cuales eran honrados los restos óseos de sus "Dioses muertos". Desde tiempo, se ha demostrado históricamente que el uso religioso de objetos, partes de cuerpos y vestimentas, de los "llamados santos", se practicaba mucho antes del cristianismo, referido a la religiosidad corporal, que posteriormente fué adoptada por la Iglesia. El culto religioso católico, en el cual son honrados los huesos de fallecidos e incluso requeridos para "sanaciones milagrosas", se revela como la continuación de la magia pagana. Incluso en cada altar debe estar incluido un fragmento de un hueso de un santo, para que en él se pueda celebrar el "santo sacrificio de la misa", que es realizado como repetición del "sacrificio de sangre de Jesús".

 

 Canibalismo en el altar

 

El que quiera tomar en serio la creencia de la Iglesia, debe creer que el sacerdote ante al altar, mediante determinadas palabras ("hoc est enim corpus deum" de donde proviene la expresión "hocus-pocus"), transforma realmente la hostia y el vino en la carne y la sangre de Cristo. Queda sólo el aspecto exterior, mientras que "verdaderamente, realmente y substancialmente está contenido el cuerpo y la sangre de cristo" (Catequismo). El que no cree en esto, desde el concilio de Trento en el año 1551 está condenado para siempre. El sacrificio de la crucifixión de Cristo repetido por el sacerdote – día a día, año por año, siglo por siglo, aunque según la creencia de esta Iglesia, hace tiempo que éste habría resucitado.

También esta repetición ritual del sacrificio de la muerte de Jesús, no tiene ninguna relación con Cristo, si no se incluyen cultos primitivos de ofrendas, donde fueron ofrendados animales y personas, para apaciguar a una aparente divinidad airada. Pablo implantó este ideario en el cristianismo en formación: Jesús de Nazaret habría ofrecido un sacrificio de sangre para limpiar a los hombres de sus pecados. Esta horripilante imaginación, que Dios necesitaba a su hijo como víctima de degollación, para que el humano se libere de los pecados fué, desde tiempos inmemoriales, un bien común de casi todas las religiones de misterios.

El punto culminante del culto de misterios de acuñación pagana es la comunión, en la cual el sacerdote y el creyente, comen y beben la carne y la sangre de Cristo, no distinto de cómo fué costumbre en los cultos de Mitra y Osiris. En Egipto como parte del rito, era bendecido un bizcocho y con esto transformado en la carne de Osiris, enseguida este bizcocho era comido acompañado por vino. La imaginación de comerse la carne de un dios, tiene un origen caníbal. Sacerdotes paganos se comían parte de todas las víctimas, también carne humana, por lo cual la palabra caníbal se remonta a la palabra cahna-bal es decir, "sacerdote de Baal".

También la mística de sangre del viernes santo, está emparentada con el culto a Osiris y también al culto de Attis. Porque allí también existió un "día sangriento", en el cual se paseaba a una imagen del dios fallecido, fijado en una pértiga. En el cristianismo eclesiástico, este culto se ha eternizado con el cuerpo en la cruz. Uno se ha acostumbrado tanto a esto, que sólo a unos pocos les llama la atención, que con el hombre muerto en la cruz se esta burlando del Cristo resucitado. 

 

Emperadores romanos dictaron el credo católico

 

Esto empezó en el concilio de Nicea (325), que fué convocado por el emperador Constantino, para apaciguar un conflicto teológico. Unos (los seguidores de Atanasio) eran del concepto que Jesús el Cristo, es el mismo Dios (de la misma esencia con Dios), mientras que los otros (los seguidores de Ariano) veían a Jesús como hijo de Dios (en esencia semejante a Dios). En el culto a Mitra existía igualmente un hijo de dios, del cual los sacerdotes enseñaban que éste era dios. Esta creencia correspondía a la concepción romana. Constantino, el táctico político que necesitaba al cristianismo como fundamento del entendimiento mundial de su poder estatal, quería impedir esta controversia y reunió a obispos afines a él a un concilio, que él mismo dirigía y que mediante edictos estatales ordenaba, cual sería la fe correcta, Cristo es de la misma esencia que Dios. Esta formulación imperial aún hoy se encuentra en la confesión de fe católica. Y corresponde exactamente a las religiones de misterios griegas.

También la trinidad de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, como la posición de ser la "única Iglesia salvadora", fué decretado por un emperador romano, Teodosio I en el concilio de Constantinopla (381). El convocó el concilio, y uno de sus juristas, a quien rápidamente se bautizó y se le ascendió al arzobispado, se hizo cargo de la dirección de la reunión para llevar la fórmula de la trinidad de forma irreprochable, al papel. Al mismo tiempo la Iglesia fué declarada "santa" y "apostólica". Lo que Teodosio y su jurista Nectarius hicieron aprobar, es hasta hoy parte del credo de todas las confesiones "cristianas".

También en el concilio de Calcedonia, determinó un emperador romano, lo que hasta hoy aún rezan los católicos. El concilio fué convocado por Marción, un emperador soldado, pero la dirección la llevaba su esposa Pulcheria, una ex monja que ahora hacía política. El concilio era guiado por altos funcionarios del estado. Se determinó que Cristo es al mismo tiempo, "verdadero Dios y verdadero hombre". También esta fórmula se encuentra hasta hoy en la confesión de fe de la Iglesia católica-romana.

 

Eterna condenación

 

De forma más pertinaz, influyó en las enseñanzas de la Iglesia Justiniano en el concilio de Constantinopla (553). El emperador romano oriental se había hecho cristiano hacia fuera, pero siguió siendo un político romano de poder. Conflictos religiosos debían se suprimidos sin consideración a su contenido desde su inicio. Si aquí alguien invocaba la enseñanza del renacimiento de Origenes o la redención de todas almas, no sólo era secundario, sino en relación a las razones de estado no tenían ninguna importancia. Por esto el emperador no titubeaba y le daba a la asamblea nuevos anatemas. Dos de estos dicen: El que sostiene que el alma existe antes de su encarnación corporal, este sea maldito. El que cree que al final de todos los tiempos todas las almas y humanos vuelvan a Dios, sea maldito.

Aquí la religión estatal romana se despedía definitivamente del contenido central de la enseñanza de Jesús de Nazaret: De su mensaje de un Dios amante, que no condena a nadie, sino que traerá de regreso a todas las almas y personas, la totalidad de la creación caída, a la eterna patria – mediante la fuerza redentora de Cristo y el seguimiento de sus enseñanzas, a las cuales también pertenecen el conocimiento de la existencia del alma antes del nacimiento y la posibilidad de reiteradas reencarnaciones. Desde este momento la Iglesia tenía en sus manos una de las más poderosas armas: La amenaza de la eterna condenación, que en los próximos 1.500 años aplicó con mucha efectividad. También llegó a ser base espiritual de la inquisición y de las cruzadas que le costó la vida a millones de personas.

 

 Llamados al asesinato de Lutero

 

También resultaba peligrosa para la vida, la ideología de la Iglesia evangélica-luterana, especialmente la de su fundador, que hasta hoy es su modelo. Martín Lutero llamó a la ejecución de heterodoxos pacíficos (por ejemplo, padres que no querían dejar bautizar a sus recién nacidos). Y a predicadores que no eran licenciados por su Iglesia, los quería entregar al verdugo. Él decía: "Si el quiere predicar, entonces que demuestre su profesión y mandato [La Iglesia] … si no quiere, entonces la superioridad entregue a este felón al verdugo."

Contra los campesinos rebeldes instigaba: "Clava, golpea, estrangule aquí el que pueda, si por esto mueres, bien por ti, una muerta más dichosa nunca la conseguirás …" (Edición de Weimar 18, pág. 357)
 

                                                          

 Lutero llamó a estrangular y matar a los campesinos rebeldes.
 

 

 

Lutero persiguió a los judíos Martín Lutero: "Si yo bautizo a un judío, entonces querré llevarlo al puente del río Elba, colgarle una piedra en su cuello, empujarlo hacia abajo y decir: Te bautizo en el nombre de Abraham" (citado según el obispo regional Martin Sasse, Lutero sobre los judíos – fuera con ellos, Freiburg 1938).

 

Y a sus conciudadanos judíos los perseguía exhortando: "Se debería prender fuego a sus sinagogas y escuelas, en honor a nuestro señor y la cristiandad, para que Dios vea, que nosotros somos cristianos …" (De los judíos y sus mentiras, tomo 8, pág. 88).

Esto son sólo tres ejemplos de una abundancia de escritos de persecución y soeces oprobios, con las cuales Lutero combatía durante años a bautistas, judíos y brujas, llevándolos a la muerte. En relación a los campesinos decía: "En la rebelión he matado a todos los campesinos. Toda su sangre está sobre mi" (Discursos, edición de Weimar 3, pág. 75).

 

 

Lutero exigió el "descabezamiento"
de todos los disidentes
.

 

 

Hitler alabó a Lutero como "un gran hombre", pues: "Él vio a los judíos, como  nosotros hoy comenzamos a verlos."

Y el obispo evangélico Sasse sobre la noche de los cuchillos largos, alabó a Lutero y a Hitler como aliados: "El 10 de Noviembre 1938, en el cumpleaños de Lutero, en Alemania arden las sinagogas. Del pueblo alemán será … para que el combate bendecido por Dios de nuestro Führer, sea coronado para la liberación total de nuestro pueblo …"

El conocido filósofo Karl Jaspers escribió sobre Lutero. "Sus consejos contra los judíos, Hitler los ejecutó de forma exacta."

Cuando mueren soldados en la guerra contra los turcos, llegan al cielo: "… con gozo moved el puño, golpead sin aprensión, asesinad, robad y dañad, todo cuanto quieran si por esto son muertos, bien, no sólo son cristianos, sino también fueron obedientes y fieles súbditos, que han hecho aportes a sus superiores. Dichosos y santos sean eternamente …" (Tomos 4, pág. 494).

A los usureros los querrá pasar por la rueda y abrirles las arterias (Tomos 7, pág. 415) y para cónyuges infieles, él exigía la muerte: "… mejor sería: muerto, muera con el, para evitar malos ejemplos es culpa de la autoridad: Por qué no matáis a los adúlteros?" 

(citado según H. J. Böhm, Martin Luther – ein Mythos zerbricht [Martín Lutero – un mito se quiebra], pág. 153, obtenible gratis, Postfach 53, 91284 Neuhaus, Alemania).

Referente a las prostitutas escribió: "Si yo fuera juez, la haría pasar por la rueda y le cortaría las arterias, a esta venenosa prostituta francesa".

Con él, están en especial peligro aquellas mujeres con poderes mágicos:
 


¿Qué significa pasar por la rueda?

La víctima desnuda era acostada sobre el lugar del enjuiciamiento, con las extremidades extendidas. Maderos firmes se colocaban debajo de las muñecas, los codos, los tobillos, rodillas y caderas. Luego el ejecutor quebraba, mediante una rueda enchapada con acero, miembro tras miembro, articulación tras articulación, al igual los hombros y las caderas, pero se evitaban los golpes mortales. Después los miembros eran enredados en los rayos de una rueda más grande sujeta en forma horizontal en la punta de pose. La muerte ocurría después de los dolores más horribles.
 

 

Para abrir las arterias, se ataba sobre una mesa y se le abrían las arterias, de tal manera que se desangraba lentamente para morir finalmente.
 

Muerte por fuego

Lutero exigía el asesinato de mujeres a las cuales se les imputaban poderes mágicos.

 

"A la maga no la dejarás con vida … es una ley justa, que sean muertas … ellas causan mucho daño … máteselas …" (Edición de Weimar 16, pág. 551)

Sobre niños discapacitados, Lutero dijo: "Cuando se habla de niños de formas satánicas, de los cuales he visto algunos, entonces opino que fueron deformados por el diablo, pero no procreados por él, o que sean verdaderos diablos" (Opera Exegetica, edición II de Erlangen, pág. 127).

Lutero siempre se refería a la Biblia en sus llamados, ciegos de ira, al asesinato y a la persecución – y en relación a la ejecución de herejes, al "perseguidor de herejes" David y los reyes píos, del antiguo testamento y en relación a los judíos sobre Moisés: "… que se quemen sus sinagogas … se les obligue a trabajar y que sea sin ninguna consideración como lo hizo Moisés en el desierto y mató a tres mil, para que no se corrompa el montón completo" (Tomos 8, Jena 1562, pág. 101).

Según el actual entendimiento de justicia Lutero, al final de su vida fue un criminal, al cual cada fiscal ordenaría de inmediato su arresto.

Y sin embargo el cuadro de un hombre, al cual se le podría llamar un notorio criminal, aún cuelga en los despachos de obispos y pastores luteranos.

Y aún existen calles con el nombre de Martín Lutero, estatuas de Martín Lutero y escuelas Martín Lutero, en las cuales es transmitida a la juventud, la malignidad del agitador de Wittenberg. En 1945, el pueblo alemán fue liberado de calles con el nombre de Adolf Hitler y estatuas de Adolf Hitler. El incitador espiritual del genocidio de los judíos, sigue teniendo una gran influencia sobre la organización, que fue llamado por su nombre, y su actuar en escuelas y universidades, en la sociedad y la política.

El obispo evangélico Hermann von Loewenich declara literalmente en un mensaje en internet: "Queremos mantener la herencia legal de la tradición luterana, como nuestra patria cultural y espiritual". Esta "patria" en el pasado reciente tuvo consecuencias devastadoras. Obispos luteranos veneraban al dictador y le ayudaron con la persecución de los judíos (por ejemplo, abriendo los registros de la Iglesia). No temían entregar a niños mentalmente deficientes – evocando la enseñanza de estado de Lutero – a los aniquiladores de "vidas sin valor".

 

"¡Por sus frutos los conoceréis!"

 

La moral mentirosa de estas instituciones, que le trajo a la humanidad tanta sangre y lágrimas, cada vez se filtra con más fuerza por la cobertura cristiana. Jesús de Nazaret apeló a nuestra capacidad de diferenciación. "Por sus frutos los conoceréis." Los criminales eclesiásticos de todos los matices – desde los inquisidores medievales, por los genocidas de Croacia, hasta los abusadores de niños y sus generosos jerarcas eclesiásticos, a partir de hoy se pueden llamar católicos o luteranos – pero por favor, no "cristianos".

A todos aquellos que no se solidarizan con las relaciones criminales de estas Iglesias y el mal usa del nombre de Jesús, el Cristo, le queda sólo una cosa, salirse.

 

 

El texto se puede citar como sigue:

Revista "Cristianos libres por el Cristo del Sermón de la Montaña", editor Hiltrud Beil, edición Nº 2: ¿Uno Secta demoníaca? Marktheidenfeld 2002, citado según www.theologe.de/secta_demoniaca.htm

 


El Teòlogo
 

[ es - Teólogo ]  [ 1 es - Lutero-Cristo ]  [ 2 es - Reencarnación ] 
 [ 3 es - Lutero-Jesus de Nazaret ] 
 [ 5 es - Pablo ]  [ 7 es - Jesus-Animales ] 
[ 8 es - Biblia ]
  [ 13 es - Sacerdotes ]  [ 14 es - Jeronimo-Biblia ]  [ 18 es - Fe de la iglesia ]  [ 19 es - No condena eterna ] 
 [ 19a es - Muerte da Jesus ]  [ 19b es - No pecado original ] 
[ 20 es - Profetas ]  [ 25 es - La iglesia idólatra ]
[ 26 es - Biblia-Genocidio ]  [ 32 es - Sacramentos de la iglesia
]  [ 35 es - Justificacíon peligrosa ]
[ 37 es - Templos-Iglesias ]  [ 39 es - Armamento-Vaticano ]  [ 40 es - Bautismo ]  [ 42 es - Baal ]
 
[ 45 es - Maria ]  [ 49 es - Predestinacion ]  [ 52 es - No naciemento virginal ]  [ FC1 es - Iglesias de piedra ]   
[ FC 2 es - Secta demoníaca ]  [ FC 3 es - Riqueza de la iglesia ]  [ FC4 es - Encardos de sectas ] 

   [ FC 6 es - Iglesia-Muerte ]  [ es - Actual ]  [ es - Test ]  [ Pregunda, respuesta ]  [ es - inquisicion ]
[ D - www.theologe.de ]  [ GB - Luther-Christ ]  [ F - Luther-Christ ]  [ F - Prophetes ]  [ HR - Reinkarnacija ]
  [ HR - Ziva Bozicna Drvca ]  [ HUN - Eloe Karaksonyfak ]  [ Internet ]  [ Klage gegen katholische Kirche ] 
[ Klage gegen evangelische Kirche ]  [ Sakramente der Kirche ]  [ Main-Post ]  [ Impressum ]  [ E-Mail ]

 

Los escritos de DER THEOLOGE (EL TEÓLOGO), en sus ediciones N° 1, 3, 8 y 41 se pueden recibir gratis en lengua alemana, también en la edición impresa. Envíenos un e-mail con su dirección y recibirá dichos escritos gratuitamente. Pero nos alegraríamos mucho si nos ayudase financieramente: Cuenta corriente: Dieter Potzel; Código de identificación bancario (BIC): GENODE61WTH, Número internacional de cuenta bancaria (IBAN): DE06 6739 0000 0002 0058 08, Razón: "Der Theologe". Muchísimas gracias. (Costos propios aprox. 8,00 Euros)